20080613

El viejo Damasco.-


DAMASCO- Todo el encanto del viejo Damasco ha quedado atrapado en sus mansiones de los siglos XVII y XVIII, que ahora se han convertido en cafés que envuelven al visitante en una atmósfera propia de las Mil y Una Noches. Cientos de casonas antiguas de la ciudad más antigua del mundo se han convertido en la última década en cafés y restaurantes, que ofrecen algo del esplendor de la ciudad a los turistas y a los mismos habitantes de la capital siria.
.